Estás Leyendo
Beber vino en el postre

Beber vino en el postre

Beber vino en el postre, imagen 3 cupkes | Wine & Grapes News

Beber vino en el postre, una delicia que no te puedes perder

Beber vino en el postre. El vino de postres parece que cada vez se toma menos, cuando, en realidad, es uno de los más agradecidos y recordados. Elegir un vino para toda la comida está muy bien, pero, vamos a recomendaros algunas ideas para vuestros postres.

Aunque no tengamos más hambre, solemos dejar un rinconcito para el postre y, casi siempre, viene determinado por algo dulce. En muchos restaurantes, los postres, aunque digan que son “caseros” no lo son y todos son un poco más de lo mismo. Pero en otros casos, los reposteros de algunos locales crean verdaderas obras de arte que hacen que nuestras pupilas se dilaten, nuestra boca produzca saliva y nuestra piel se ponga de carne de gallina.

La combinación de sabores y texturas son infinitas y eso hace que el maridaje con los postres se convierta en una dulce aventura. Debemos tener en cuenta los matices predominantes y residuales en postgusto si queremos maridar correctamente un postre por afinidad. Aunque, verdaderamente, los contrastes sean deliciosamente socorridos en la unión del vino con el último plato del menú.

Muy importante: conocer los ingredientes

Conocer los ingredientes del postre es pues, imprescindible para que la armonía entre vino y postre sea del agrado de todos. Frutos secos, frutas blancas, bizcochos, frutas del bosque… el chocolate y todas sus variantes. Fríos o calientes. Suaves o calóricos… muchos parámetros a tener en cuenta. Por ello, los postres son uno de los maridajes más divertidos en su fase de experimentación.

Las combinaciones entre sabores dulce y salado, acido y amargo, dulce y ácido, dulce y amargo… Todas ellas, producen sensaciones organolépticas que, por sí solas e individualmente, no nos sorprenderían, pero unidas, se convierten en experiencias únicas. Si a esto añadimos texturas y las bondades de la bebida que lo acompaña tenemos el final perfecto para nuestra comida. Y recordemos, valga la redundancia, que lo que más recordamos de una comida es el principio, y el final.

Un vino para acompañar los postres

Y en cuanto a los vinos, los dulces naturales, los licorosos o mistelas, los espumosos, olorosos, rancios, incluso destilados, y suma y sigue. Todos tienen cabida en este espacio. Ahora bien, hablar de los postres y hablar del chocolate es casi inevitable. No en vano, la mayoría de los menús de muchísimos restaurantes de todo el mundo acaban con chocolate.

Podríamos nombrar infinidad de posibilidades para armonizar diversos tipos de chocolate con una bebida (no solo vino) pero hoy hablaremos de un vino de Osborne, el Solera Pedro Ximenez Viejo.

Edición limitada

De edición limitada, este vino de Jerez, que cuenta con más de 30 años de envejecimiento de promedio, en una solera de 1905, sigue un cuidado proceso de elaboración y, da como resultado, un Pedro Ximénez que deja huella.

Ver También
Imagen de lujo del champagne, botella cristal de Roederer | Wine & Grapes News

Su color es de ébano intenso, con aromas a higos, café y especias en nariz y con un sabor muy dulce, fresco y sedoso en el paladar. Es un vino voluptuoso y sensual en la boca, pecaminoso e incluso, erótico. Tomar un sorbo de este VORS es una experiencia inolvidable, y si a esto le añadimos el chocolate, con sus endorfinas y su umami, el resultado de la combinación resulta memorable.

Uno de los vinos de Osborne más exclusivos que encuentras, no solo en España sino en los mejores locales del mundo, especialmente en Reino Unido, de donde proviene el apellido Osborne. Allí descubres Sibarita, The Gourmet Experience, un local con esencia española cerca del Mersey, en la zona más cool de Liverpool y que tiene este, y otros vinos de postre, a modo de embajadores de la parte más dulce de nuestra cultura vitivinícola.

Ahora, cuando salgas a comer o cenar y llegues al postre, cambia y experimenta y pide consejo al sumiller para beber vino en el postre. Seguro que te vas a llevar una dulce sorpresa.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.