Estás Leyendo
Catedrales modernistas del vino

Catedrales modernistas del vino

Catedrales modernistas del vino, fachada Sagrada Familia Gaudí | Wine & Grapes News

Las catedrales modernistas del vino, bodegas especiales de principios del siglo XX

Las catedrales modernistas del vino son las bodegas cooperativas que se construyeron en el sur de Cataluña entre 1910 y 1920 aproximadamente. Estas edificaciones modernistas no sólo tienen un importante valor en la economía del territorio, sino que son parte de un patrimonio artístico muy importante.

Muchas de ellas pueden visitarse hoy en día, y son una opción de enoturismo muy atractiva para los wine lovers a quien les guste el arte y la arquitectura. En Wine & Grapes News te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos edificios tan especiales.

El cooperativismo catalán

A finales de siglo XIX, el modelo cooperativo fue ganando fuerza dentro del sector vitivinícola del sur de Cataluña, en regiones como el Priorat, la Conca de Barberà o la Terra Alta. Éste ofrecía una serie de ventajas para los pequeños agricultores, como el abaratamiento de costes en compras conjuntas (fertilizantes, maquinaria…), la difusión y el compartir prácticas y conocimientos técnicos y, especialmente, ser más competitivos con la venta en común.

Y, sobre todo, la industria vitivinícola quería afrontar así una gravísima crisis: la de la filoxera. Este insecto arrasó con la viña francesa por toda Europa, llegando al sur de Cataluña a principios de siglo XX. Los productores que resistieron el embate unieron fuerzas para poder tirar adelante y, aunque la crisis de la filoxera fue una derrota económica y anímica para la sociedad catalana, el cooperativismo fue una muestra de orgullo de esta.

Fuente: Cooperativa de Gandesa

El modernismo llega al campo

Es así como llega del modernismo al mundo del vino. Este estilo arquitectónico, encabezado por el genio reusense Antoni Gaudí, representaba a la par el gusto por el arte y la estética y el rigor científico en la industrialización. Un ejemplo de esta visión son las estaciones enológicas de Vilafranca del Penedès y Reus, situadas en las ciudades cercanas a las zonas productoras y dedicadas a la investigación científica en el ámbito del vino contando con la última tecnología.

Las catedrales modernistas del vino nacen en este contexto, que explica que en la Cataluña rural de principios de siglo XX se erigieran edificios de tal valor arquitectónico diseñadas por los arquitectos más importantes del modernismo, discípulos de Gaudí. Se encargaron auténticos templos dedicados a la producción del vino para demostrar el músculo de la industria que, incluso en su forma y dimensiones, se parecían a templos religiosos. El escritor catalán Àngel Guimerà fue quien bautizó la bodega cooperativa de Espluga de Francolí como catedral del vino, expresión que se extendió a las demás.

5 cooperativas modernistas que hay que conocer:

1. Bodega cooperativa de Pinell de Brai

Fuente: Catedral del Vi

Diseñada por el arquitecto Cèsar Martinell en 1919, esta bodega de la Terra Alta utiliza todos los elementos de la arquitectura tradicional catalana, dándole una estética modernista enriquecidas por las innovaciones técnicas de su maestro Antoni Gaudí.

La luz espléndida de su interior y la planta del edificio recuerdan a una catedral gótica, pero además cuenta con importantes innovaciones técnicas en el sistema de ventilación y en el aislamiento de las cámaras de elaboración del vino.

2. Bodega cooperativa de la Espluga de Francolí

Fuente: Espluga Turisme

La comarca de la Conca de Barberà, donde encontramos la Espluga de Francolí, cuenta con un gran número de bodegas modernistas. Ésta fue una de las primeras en proyectarse en toda Cataluña, y fue diseñada por el importante arquitecto Lluís Domènech i Montaner y llevada a cargo por su hijo Pere Domènech i Roure en 1913.

El edificio está formado por tres naves con espectaculares contrafuertes, columnas y arcadas interiores y una bella decoración en la fachada. Actualmente acoge el Museo del Vino.

3. Bodega cooperativa de Falset

Fuente: Etim.cat

La capital del Priorat también acoge una catedral del vino, aunque ésta ya se encuentra, arquitectónicamente hablando, entre el modernismo y el novecentismo. Inaugurada en 1919, fue también obra del discípulo de Gaudí, Cèsar Martinell.

Ver También
verano-con-ensaladas-y-vino-tres-ingredientes-que-maridan-muy-bien

Su interior es de forma basilical, con una nave central mayor y dos naves laterales menores. Destaca su característica fachada de estilo medievalista, con dos torres laterales flanqueando la entrada y grandes ventanales.

4. Bodega cooperativa de Gandesa

Fuente: Catalunya.com

En Gandesa, diez días después de constituir su Sindicato Agrícola, éste le encargó a Cèsar Martinell la construcción de su catedral del vino. Se empezó cuando la de Pinell de Brai, localidad vecina, ya estaba en marcha y se terminó antes.

El resultado fue un edificio de extraordinaria belleza, declarado una de las Siete Maravillas de Cataluña en 2007. Esta catedral del vino difiere de las demás por no contar con una planta basilical ni ser simétrica, además de su característico rebozado blanco en el exterior. Su interior tiene unas vueltas en forma de ánfora que le dan un aspecto armonioso, luminoso y muy bello.

5. Cooperativa vinícola de Sarral

Fuente: Costa Daurada Turisme

Esta última edificación es quizás una de las menos conocidas dentro de las catedrales del vino. Ubicada en la Conca de Barberà, fue obra de Pere Domènech i Roure y presenta un aspecto más discreto y sobrio que las otras bodegas modernistas.

Sin embargo, esta construcción es majestuosa y cuenta con un interior amplio y luminoso que se mantiene prácticamente intacto en la actualidad y sigue prestando servicio a la cooperativa hoy en día. Una de sus características principales es que el depósito de agua a presión está situado a modo de campanario, otorgándole ese aspecto de templo religioso.

Espero que te haya gustado este recorrido por las catedrales modernistas del vino ¡anímate a visitarlas!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.