Estás Leyendo
El COVID-19 y el vino

El COVID-19 y el vino

el-covid-19-y-el-vino-cual-sera-la-incidencia-a-nivel-economico

El COVID-19 y el vino se encuentran, al menos indirectamente

El COVID-19 y el vino: la crisis del coronavirus afecta a este sector desde prácticamente sus inicios. Y lo hace a nivel mundial, ya que se han suspendido todos los eventos/ferias que se tenían que realizar a partir de este mes de marzo.

Por lo que respecta a Europa, la feria ProWein de Düsseldorf, que es el encuentro anual más importante que se celebra en Europa, y que se tenía que hacer en este mes, se aplazó hasta la edición del año próximo. Previamente, ya se había postpuesto la ProWine Asia, pasa de marzo a julio, concretamente los días 13 al 16. También Vinexpo Hong Kong pasó de mayo a julio. En cambio, la Foodex Japan se ha cancelado directamente.

Por lo que respecta a nuestro país, el Salón Gourmets de Madrid, y que era para los días 30 de marzo al 2 de abril, será durante los días 15-16-17 y 18 de junio.

Incidencia en el consumo

En estos momentos, que el virus ya está presente de manera más global, el consumo está descendiendo claramente. Por ejemplo, en el caso de Italia, que el gobierno ha confinado a la población a permanecer en sus casas, está muy claro que todo el consumo en bares y restaurantes se perderá. En el resto de Europa, de momento, los gobiernos solo están aconsejando que se eviten salidas que no sean imprescindibles. Y claro, como ir a cenar con amigos o en familia al restaurante puede esperar, ¡mejor nos quedamos en casita a esperar días mejores!

Ver También
El vino y la Semana Santa, Cáliz con vino | Wine & Grapes News

Entonces, ¿podemos cuantificar el grado de afectación en las ventas de vino? A priori, es difícil de saber. Pero, la lógica nos dice que, si no se hacen encuentros, como ferias y todo tipo de eventos, no se generan nuevas ventas. Claro, las novedades que las bodegas pensaban presentar a los compradores, ahora se han quedado guardadas en el cajón… Y, con el efecto dominó, tampoco podrán llegar a las tiendas y restaurantes, donde el consumidor final podría encontrarlas. De hecho, como es una situación con la que no nos habíamos encontrado antes, el impacto que generará es muy complicado de prever.

No obstante, en China, que ya han superado la fase más crítica, las ventas por internet han aumentado, lo cual ha paliado un poco las pérdidas que ha provocado la situación. Realmente, quizás tendremos que esperar a que todo vuelva a la normalidad para poder saber hasta qué punto, el COVID-19 y el vino se han encontrado en sus caminos.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.