Estás Leyendo
El descorche, ¿Cómo lo ves?

El descorche, ¿Cómo lo ves?

el-descorche-disfrutar-un-vino-caro-y-escaso-en-tu-restaurante-favorito

El descorche es una práctica habitual en algunos países

El descorche es una buena manera de tomar vinos “fuera de circuito” ¿Sabes que es exactamente el descorche?  Pues simplemente consiste en llevar tu propia botella de vino, desde casa, para consumirla cuando vas a un restaurante a disfrutar de una comida o una cena. ¿Te suena extraño? Pues sí, en España no es una práctica nada habitual, pero en cambio en otros países, hace tiempo que está bastante instaurado.

La idea nació en Estados Unidos, ¡cómo muchas otras cosas, que es una sociedad de espíritu práctico! Resulta, que la normativa de ese país exige un permiso especial para vender alcohol que resulta muy costoso. Para salvar este obstáculo, algunos locales empezaron a ofrecer a los clientes la posibilidad de poder traer su propia botella y tomarla en el restaurante. A día de hoy, los restaurantes que ofrecen esta opción, cobran un importe por botella o persona por el descorche. Aunque algunos restaurantes ofrecen este servicio gratis, como una deferencia para sus clientes más amantes del vino.

Fuente: Louis Hansel

Si visitamos nuestra vecina Francia, veremos que es habitual utilizar este método. En cambio, en España, esta es una práctica a la que solo se puede acceder en algunos restaurantes de grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, pero su coste, muchas veces, es excesivamente elevado, ya que oscila sobre una media entre 9 y 12 euros. Con unos precios así, realmente, no solo no se promueve, sino más bien se genera el resultado contrario.

¿Vale la pena utilizar este sistema?

¿Qué ventajas tiene llevar tu propio vino? Por descontado, la diferencia fundamental es el precio. De todos es bien conocido que, una botella de vino de la carta de un restaurante, puede tener añadido un tanto por ciento elevado sobre su coste en tienda, aunque en el caso de nuestro país, no suele ser, en general, excesivamente alto.

Fuente: Hermes Rivera

Pero no solo se trata del valor económico. Si somos amantes/fanáticos del vino, seguro que tenemos alguna marca especialmente preferida, alguna añada especial, algún vino de edición limitada, otro de una bodega pequeña que no dispone de la posibilidad de una gran distribución en el sector de la restauración, etc. Y si todos estos vinos no suelen formar parte de las cartas de vino de los restaurantes, resultará que solo los podremos disfrutar en casa.

Y todo esto nos conduce al descorche. Pues sí, el día que queremos maridar ese vino concreto, con una comida que nos gusta especialmente y que ofrecen en ese restaurante que nos gusta mucho, ¡el descorche es la solución perfecta!

Ver También
la-verema-solidaria-despierta-nuestros-mejores-sentimientos
Verema Solidària 2019

La cuestión es, ¿Cómo conseguir que el restaurante lo acepte? Por supuesto, lo primero es que el restaurante no tenta el vino en cuestión. En segundo lugar, una cosa que siempre ayuda es tener un poco de mano izquierda, ya sabes. Cuando tienes tu vino en la mesa, invitas a una copa al dueño o al sumiller, así podréis comentarlo y disfrutarlo juntos, ya que, si son amantes del vino, ¡crearás un hilo de confianza que solo os dará el vino!

Ciertamente, el descorche no es habitual en nuestro país, pero vemos que no es nada descartable o, ¡al menos resulta una buena opción para los locos del vino!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.