Estás Leyendo
El vino más viejo del mundo

El vino más viejo del mundo

El vino más viejo del mundo, imagen vasija con vino | Wine & Grapes News

El vino más viejo del mundo tiene más de 1600 años

¿Probarías el vino más viejo del mundo? La botella de vino más antigua del mundo se conserva en Speyer, Alemania. También conocida como Römerwein aus Speyer, el “vino romano de Speyer”, se calcula que esta botella se ha conservado sin abrir casi más de 1600 años.

Si quieres saberlo todo sobre la botella de vino de Speyer, no te pierdas este artículo de Wine & Grapes News.

Un descubrimiento sorprendente

La botella de Speyer fue descubierta en 1867, durante una excavación arqueológica en lo que actualmente es el estado federado de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania. Los arqueólogos tenían por objetivo excavar los restos de un antiguo asentamiento romano del siglo IV d.C., cerca de lo que hoy en día es la ciudad de Speyer.

En la tumba de un noble, probablemente un legionario romano, encontraron dos sarcófagos con el cuerpo de una mujer y el de un hombre respectivamente. Entre las seis botellas de cristal que encontraron en el sarcófago de la mujer y las diez vasijas que había en el sarcófago del hombre, sólo uno de los recipientes todavía estaba entero y conservaba su contenido. Se estimó que su contenido se elaboró entre el 325 y el 350 d.C.

Fuente: DPA Picture Alliance

La botella y su contenido

Lo que encontraron los arqueólogos fue una botella con capacidad de un litro y medio, con dos mangos en forma de delfines. El uso de botellas de cristal en la época de los romanos era inusual, por tratarse de un material demasiado frágil.

Su contenido, conservado también hasta día de hoy, puede verse a simple vista que es una mezcla de varios elementos. Cuando fue estudiado con mayor detalle, pese a que era claro que ya no conservaba etanol, se llegó a la conclusión que en buena parte vino. La botella también había sido rellenada con una mezcla de hierbas y, seguramente para su mejor conservación, una buena cantidad de aceite de oliva que sirve de capa protectora para evitar la evaporación. La botella se selló con cera caliente.

Aunque se valoró abrir la botella para analizar en un laboratorio su contenido, nunca se ha llegado a abrir por miedo a cómo reaccionaría su contenido cuando fuera expuesto al aire. Ahora mismo se conserva en el Museo de Historia Pfalz y no se ha observado ningún cambio en los últimos 25 años.

Ver También
El vino y la tapa están muy unidos a nuestra idiosincrasia | Wine & Grapes News

Fuente: Speyer

¿Puede beberse el vino de Speyer?

La conservación de la botella de Speyer no tiene precedentes y su sellado fue excepcionalmente bien hecho por lo que ha sobrevivido más de un milenio. Pero pese a los esfuerzos de quien la enterraron por proteger su contenido, el residuo que queda en la actualidad no puede ser considerado realmente como vino. Lo que queda es una masa solida y oscura junto a un líquido lechoso.

Ludger Tekampe, el responsable del departamento de vino del museo donde guardan esta botella, afirma que el vino no ha podido sobrevivir el paso extremo del tiempo. Sin embargo, los expertos creen que a nivel microbiológico el vino no cambió realmente, basándose en el aspecto desde el exterior del cristal. Es por eso que, si algún día Tekampe y su equipo deciden abrir la botella, el vino podría ser catado. Eso sí, creen que sabría demasiado bien.

Y tú, ¿te atreverías a probar el vino más viejo del mundo?

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.