Estás Leyendo
El vino y la literatura en la antigüedad

El vino y la literatura en la antigüedad

el-vino-y-la-literatura-caminando-siempre-de-la-mano-wine-grapes-news

El vino y la literatura está reflejado en escritos muy antiguos

El vino y la literatura en la antigüedad: desde siempre el vino lo asociamos a nuestra civilización. Se conoce que la civilización sumeria hace más de 5.000 años ya cultivaba la viña y producía vino. Sin embargo, hay vestigios de consumo de vino en períodos neolíticos en la zona donde ahora encontramos Irak, Irán y también en Georgia. Incluso hay indicios en restos arqueológicos de hace 20.000 años encontrados en Galilea.

Con bastante seguridad se sabe que el cultivo de la vid y el descubrimiento de las propiedades de esta cuando ha fermentado, se fueron expandiendo por todo el Oriente Medio. Y en la medida en que las civilizaciones fueron dejando más testimonio escrito, el vino ha ido apareciendo en las escrituras que conforman lo que se conoce como el paso de la Historia.

El vino y la literatura caminan de la mano desde hace mucho, pues sus orígenes van paralelos a la expansión desde el Oriente Medio, a  la cuenca mediterránea, a través de los egipcios, griegos, fenicios y romanos, y también hacia el continente asiático y el Extremo Oriente, en la dirección contraria. Los egipcios han dejado testimonio escrito de sus métodos de elaboración de vino, aunque ya conocían la cerveza antes de la llegada del vino hacia el 3.000 a C. Sin embargo, serían los griegos, con su refinado gusto artístico y posteriormente los romanos, los que demostrarían el gusto por el vino, bebida que asociaban a los dioses en la tradición literaria de la cual bebemos hoy día. Y nunca mejor dicho.

Ver También
el-nuevo-testamento-y-el-vino-wine-grapes-news
Nuevo Testamento y vino

Influencia literaria

Fueron los romanos, con su mentalidad práctica y también técnica, los que fueron generando una literatura ordenada y sistematizada sobre la elaboración del vino. Prueba de ello la encontramos en la obra “Naturalis Historia” de Plinio el Viejo. Este caballero romano del tiempo de Calígula y Nerón, dedicó uno de los treinta y siete libros de que consta su gran obra, al cultivo de la vid y a la elaboración del vino. Plinio el Viejo murió cuando la erupción del Vesubio sepultó Pompeya y Herculano, y hasta entonces, dedicó su vida a estudiar y a escribir el resultado de sus observaciones, según dejó escrito su sobrino Plinio el Joven. Gracias a gente como ellos, hoy tenemos una rica literatura que nos habla de cómo el vino ha influido en la cultura, la convivencia y en consecuencia, en la vida humana. El vino y la literatura pues, están unidos desde siempre y para siempre.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.