Estás Leyendo
Hoy cenamos mexicano… ¿Qué bebemos?

Hoy cenamos mexicano… ¿Qué bebemos?

Hoy cenamos mexicano, platillos mexicanos | Wine & Grapes News

Hoy cenamos mexicano. Te dejamos las opciones de los vinos a tomar

¡Hoy cenamos mexicano! Todos vamos de tanto en tanto a un restaurante mexicano o compramos todas esas chingadas que aparecen en los comerciales de televisión. Conozcamos más de la muy extensa gastronomía mexicana y con que podemos acompañarla.

Mi local favorito de proximidad es La Hacienda del Mexicano, frente a la mediterránea Playa del Fortí en Vinaròs. Me gusta por que además de los típicos nachos, los tacos o las enchiladas, puedes degustar mucha de la variada gastronomía mexicana acompañándolo de una excelente selección de cervezas, mezcales, tequilas y unas maravillosas micheladas de las de verdad.

Lo cierto es que, aquí, en España consumimos más comida “texmex” que mexicana pura. Pero no vamos a entrar en detalles gastronómicos ya que nuestro escrito versa sobre las bebidas con las que podemos acompañar esta exótica comida.

Cuando hablo con los muchos compañeros y compañeras que comparten la pasión de trabajar en un restaurante, los que vienen a España desde muchos puntos de México explican que hay mucho componente gringo y mucha “leyenda urbana” con respecto a la comida mexicana. Y en eso coinciden profesionales de la gastronomía de puntos tan dispares como Yucatán, Puebla, Guanajuato, Tabasco, Chiapas o Sonora.

Una de las materias primas más utilizadas en la cocina mexicana es el maíz. Para los tacos, las fajitas, los burritos, o simplemente como guarnición de unos huevos rancheros, el maíz está presente.

Solo tenemos que ver que uno de los snacks más consumidos en el mundo, son los nachos. Son triángulos de maíz frito que sirven para “dippear” o como decimos algunos mortales mojar en una salsa o crema. Llamados en origen totopos, los nachos, triángulos o tortilla chips se mojan en guacamole, queso fundido o salsa de tomatillos verdes con chile.

¿Y para beber?

¿Y para beber? Pues en Mexico se suele beber aguas frescas o aguas saborizadas con frutas tales como la de limón, naranja o el tamarindo. Tomar cerveza o tequila está un poco destinado a salir en fin de semana, por lo que ese tópico de que en México están todo el día dale que te pego al tequila, es tan cierto como que aquí en España nos despertamos bebiendo orujo.

Pero vamos a lo que nos ocupa ¿Qué bebida marida bien con la cocina Mexicana? Pues hagamos un repaso por algunos de los platos más conocidos.

Los Nachos o Totopos

En el caso de acompañar un guacamole con un nivel de picante moderado, una buena bebida podría ser un refresco Jarritos de limón. Si hablamos de cerveza, la fresca y conocida Coronita es ideal para empezar la comida. Si nos vamos al vino, un blanco joven elaborado con la variedad sauvignon blanc como, por ejemplo, un Luna Lunera de Dehesa de Luna, en Albacete.

Tacos, fajitas o burritos

Aquí el tema se amplía bastante, ya que como sabéis, la diferencia está en el contenido. Los tacos se hacen con carne, cebolla, tomate y chile. Las fajitas llevan carne asada con verduritas cocinadas y las fajitas llevan el complemento extra de los frijoles.

Ver También
Maridajes navideños resultones, ¡para triunfar!| Wine & Grapes News

Como aquí el tema del picante se va incrementando al gusto o al aguante del consumidor, el abanico se hace amplio. Si el tema es muy picante, son muy recomendables los vinos blancos frescos como por ejemplo Lo Neo, una garnacha blanca de Terra Alta y como contraste un dulce como por ejemplo el Canasta de Williams & Humbert de Jerez. Una cerveza, La Menarguina de Lleida, tipo Lager funciona bien con el picante moderado.

Pozole, Picadillo de Res o Cochinita Pibil

La sopa de maíz o pozole puede acompañarse con un vino espumoso con paso por madera y 30 meses de segunda fermentación como el Ambrosía de Cavas Gatell. El picadillo de res se puede acompañar con un vino tinto a base de tempranillo de Ribera del Duero como el Finca Matambres. La cochinita pibil es uno de los platos más conocidos en Yucatán y va a encajar perfectamente con un Gran Crisalys de Torello, elaborado con xarelo y chardonnay.

Moles, chiles rellenos, pambazos y asados

El mole poblano, oaxaqueño, los chiles rellenos de carne, los “bocadillos” pambazos o las carnes asadas o guisadas como la machaca de Monterrey, la tampiqueña, arrachera o las brochetas de res se pueden acompañar con algo más consistente. Una cerveza Negra Modelo si queremos algo fresco o una buena mencía como el Baltos de Dominio de tares.

¿Y ya no se bebe nada más?

Pues por supuesto que sí. Esto solo ha sido una pincelada. La cocina mexicana es muy extensa, rica y amplia y en cada uno de sus Estados, México esconde joyas gastronómicas como el ceviche, el pescado a la Veracruzana, tamales, enchiladas, quesadillas, panuchos, hueva guisada, Vuelve a la Vida, crema de hongos, chilaquiles y un largo etcétera que podemos acompañar con infinidad de bebidas siempre teniendo en cuenta los ingredientes en conjunto no solo el producto principal. Para unas enchiladas una Margarita Frozzen es maravillosa. Tomarse un buen tequila blanco como Sangre de Vida (sin sal y limón, por favor) para acompañar una carne asada es un placer para los sentidos. Decididamente, ¡hoy cenamos mexicano!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.