Estás Leyendo
La emoción con nombre propio: Villota

La emoción con nombre propio: Villota

Emoción con nombre propio: Villota, imagen dos personas | Wine & Grapes News

Emoción con nombre propio, los vinos de Villota, son una sorpresa deliciosa

Emoción con nombre propio, eso es Villota. Es cierto que en el mundo del vino nunca dejas de sorprenderte, pero, conocer y sorprender no es lo mismo que emocionar. Descubrir un proyecto en La Rioja que emocione, es difícil y a la vez, gratificante. Os cuento Villota.

Primero vamos a situarnos en el mapa. Nos encontramos en La Rioja Alavesa en Laserna-Laguardia. Hablar de calidad y tradición en los vinos riojanos es redundante pues es un hecho más que contrastado y demostrado. Una parte de la genética de las gentes de estas tierras está impregnada de viña y terruño y muchos, en las más entrañables leyendas, cuentan que por sus venas corre vino en lugar de sangre.

Villota no es una bodega con largo recorrido. Es más, es bastante nueva. Carmen Pérez, viticultora y elaboradora de sus vinos es cuarta generación de quien, hace casi un siglo, en 1930, apostó por plantar viña bordeando el serpenteante meandro del Ebro a su paso por Laserna. Ser cofundadores de Contino supone reconocimiento, pero también el que algunos puedan hacer comparativa, de la cual salen, a mi parecer, con nota.

Respeto, responsabilidad y selección

El respeto por la tierra, con un cultivo responsable y pensado, da frutos entre las hojas de las variedades blancas y tintas que ya todos conocemos de esta maravillosa región y que tantas alegrías nos ha proporcionado. El trabajo parcelario, la selección en vendimia y las manos. Todo queda reducido y magnificado a la vez en esos tres conceptos. Hablar de depósitos, barrica o bodega, está demás. Aquí los que hablan son los vinos. Y cuentan cosas maravillosas.

Los vinos

Si empezamos por lo más joven, Selva Nevada, nos habla de frescura y desparpajo. Muy fácil de beber y, podríamos decir que adictivo, por esa sensación de tomar el siguiente sorbo. Ideal para copear y para tomar una botella de vino “porque hoy es hoy”.

El Villota Tinto y el Villota Selección Tinto son, bajo mi punto de vista, los que más reflejan el carácter de La Rioja Alavesa y el trabajo de selección en la viña. No es que los deje sin comentar, es que hablan por si solos y me gustaría daros la oportunidad de probarlos y que saquéis vuestras propias conclusiones.

Ver También
La Fiesta del Albariño, copas de vino Albariño | Wine & Grapes News

Espectacular el Villota Selección Blanco elaborado con cepas viejas y que me parece uno de los más gastronómicos de la familia. Encierra en él equilibrio entre acidez y volumen sin llegar a ser pesado. Deliciosamente elegante.

He dejado para el final y, además, con una sonrisa entrañable, el Viña Gena. Este vino homenaje a la matriarca Genara Villota que tanto hizo por la bodega y que como en muchos casos, pasan desapercibidas. Elaborado con tempranillo seleccionado y de paso por madera con finos resultados, de precioso color brillante y oscuro de capa intensa, nos muestra en nariz fruta roja madura y toques de talco.  Cuando lo bebes es voluptuoso, pues te llena la boca sin vergüenza de fruta roja, de acidez y de taninos, a partes iguales.es muy elegante y tiene un paso muy largo y persistente en su recuerdo. Por su volumen, puede aguantar guisos contundentes, carnes asadas y alimentos grasos, pero es un enorme vino para tomar en copa tranquila, disfrutando de sus dinámicos aromas y matices amables.

La emoción con nombre propio, con nombre de vino, se llama Villota

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.