Estás Leyendo
La Europa vinícola más desconocida

La Europa vinícola más desconocida

la-europa-vinicola-no-se-basa-en-tres-o-cuatro-paises-wine-grapes

La Europa vinícola no solo son los vinos franceses, italianos y españoles

La Europa vinícola es mucho más grande que la que siempre nos viene a la cabeza. Por descontado que el tridente principal lo compone Francia, Italia y España. Pero hoy, queremos destacar otras regiones vinícolas que, no por ser más pequeñas, desmerecen en calidad y variedad, ¡en realidad podemos encontrar verdaderas joyas!

  • Grecia. La historia del vino griego es muy antigua, ya que según parece data del año 4000 AC. El hijo de Zeus, Dionysos, era el dios del vino y de las plantas, y son muchos los escritos que hablan del vino y sobre fiestas que se celebraban con él. Ahora también podemos disfrutar de vinos de excelente calidad, algunos con la variedad agiorgitiko que es típica de allí. Como por ejemplo el Agiorgitiko By Gaia 2017, DO Nemea y elaborado 100% con esta uva. Es equilibrado y bien estructurado, con un color rojo oscuro, tiene aroma de frutas rojas, como cereza, algo de madera y un toque de vainilla. No deja indiferente.
  • Hungría. En este país del interior de Europa, encontramos la región Tokaj-Hegyalija y allí el tipo tokaj, vino de papas, reyes, poetas y espías… Se trata de vinos elaborados con la técnica llamada “podredumbre noble” consistente en deja la uva en la planta hasta convertirse prácticamente en pasa. De hecho, de esa antigua región vitivinícola procede el vino más caro del mundo, el Essencia 2008. Pero como no queremos asustar a nadie, aconsejamos probar con el Tokaji Oremus Aszú 6 Puttonyos 2008, ¡bastante más asequible! Este vino de lágrima está hecho con la misma fórmula de hace cientos de años. Con gran intensidad, demuestra la historia que lo respalda. Su bonito color dorado nos recuerda a la miel que luego encontraremos en su aroma junto con diversas frutas. Una gran experiencia.
  • Bulgaria. También es una zona con gran historia vinícola. Actualmente, la tendencia es elaborar vinos en cantidades limitadas priorizando la calidad por encima de todo. El país está dividido en dos grandes zonas donde se elaboran los vinos: al norte la llanura del Danubio y en el sur, las tierras bajas de Tracia. Estas divisiones son por las diferencias climatológicas. Aquí elegimos un vino rosado llamado Melnik Rose 2013, de Valle Struma, varietal melnik de hoja ancha. A la vista presenta un color rosa brillante, con aroma a frutas silvestres y especias. Muy fresco, un vino diferente con gran variedad de aromas.
  • Chipre. Esta bonita isla tiene una zona al sur de las montañas Trodos, que destaca por su producción vinícola. El tipo de vino commandaria posee todos los elementos característicos de la isla, la miel, las hierbas, la vainilla, las especies y los frutos secos. Un detalle diferenciador de este vino es que, cuando la uva pasa diez días bajo el sol antes de prensarla. El Commandaria Gerolemo es un buen ejemplo de este tipo de vino dulce y está hecho con las uvas xynisteri y mavro. Color ámbar claro, tiene cuerpo y personalidad. Aroma de frutas de verano, como el melocotón y el albaricoque, también trazas de nuez moscada y membrillo. Tiene un final largo y muy agradable.

Como veis, la Europa vinícola que no conocemos tanto ofrece muchas experiencias que vale la pena conocer y probar.  

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.