Estás Leyendo
Las ventanas del vino de Florencia

Las ventanas del vino de Florencia

las-ventanas-del-vino-renacentistas-se-estan-recuperando

Las ventanas del vino renacentistas de la Toscana vuelven a utilizarse

Las ventanas del vino, le buchete del vino en italiano, son exclusivas de la Toscana. Datan del siglo XVI, y se pusieron de moda cuando unos productores de vino decidieron que querían venderlo directamente, para así ahorrarse pagar impuestos… Por este motivo se les ocurrió abrir unas pequeñas ventanas en la fachada de sus casas. Así que las situaron de manera que quedaran a la altura, más o menos, de la cara de una persona. Por lo tanto, a través de ella podían sacar una pequeña garrafa o botella del vino que producían, con el fin de que la persona que estaba en la calle, al otro lado de la ventana, pudiera coger el vino directamente y pagarlo por el mismo sistema.

No era una mala idea y pronto la adoptaron la mayoría de los agricultores que hacían vino. Tuvo tal éxito que la ciudad llegó a tener unas ¡100 ventanas del vino! Así fue como nació esta forma de comerciar el vino, de una manera tan directa, sin pasar por las tabernas y osterie. En el año 1559, Cosme I de Médici ratificó este procedimiento y quedó instituido por mucho tiempo. La venta funcionaba de la siguiente manera: Al principio, el vino se vendía en garrafas cuyas dimensiones se ajustaran a las medidas de la ventanita, parece increíble pero era así. El trabajo de la venta lo realizaban los expertos en vino que trabajaban para los grandes propietarios. Estaban tan organizados que tenían horarios de apertura y reglamentos que se cumplían escrupulosamente. Prueba de ello es una buchetta que aún se conserva en la Via delle Belle Donne, donde en la parte superior de la misma hay una inscripción de mármol que indica todos los horarios y los días de apertura al año.

Buchette del vino

Paseando por la preciosa ciudad de Florencia, y mirando sus magníficos edificios, de pronto nos encontramos unas ventanitas con diferentes formas. Pueden ser de arco redondeado o con punta, o quizá en forma de casita. Aunque son diferentes unas de otras, tienen en común que todas tienen una puertecita del estilo de las puertas de las casas florentinas, pero en pequeño. A finales del siglo XIX fue decayendo el uso de las ventanas del vino, y al pasar de los años, bombardeos e inundaciones hicieron desaparecer muchas de las buchete del vino. Algunas fueron tapiadas y anuladas. Hace unos años, la Asociación Cultural Buchette del Vino, intenta preservarlas como patrimonio cultural propio de la Toscana. También trabajan con el fin de recuperarlas para su uso inicial. En algunas de ellas lo han conseguido y son un rasgo más de la personalidad de esta región italiana.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.