Estás Leyendo
Liderazgo joven

Liderazgo joven

Liderazgo joven, cara de una joven sonriendo y con un racimo de uva blanca | Wine & Grapes News

Liderazgo joven en el sector del vino

El liderazgo joven en el sector del vino es una revolución silenciosa pero cada vez más importante en el sector. La estima por la tierra de sus abuelos, el respeto por la tradición, la conciencia de la necesidad de cuidar el entorno natural y, por supuesto, el amor al vino está llevando a cada vez más jóvenes a formarse y llevar adelante proyectos innovadores y muy interesantes.

Hemos entrevistado al equipo de tres bodegas catalanas que tienen una cosa en común: están lideradas por profesionales jóvenes. Son Vins Desantesos, Celler Avenc del Garraf y Celler Boldú Viticultors, tres proyectos únicos pero todos fundamentados en el respeto por la tradición y el entorno natural. Además, demuestran el interés de las generaciones que suben en abandonar la competitividad para trabajar codo a codo con otros profesionales y así alcanzar la más alta calidad y dar a conocer el vino catalán a todo el mundo.

No te pierdas el reportaje tan especial que te trae Wine&Grapes News.

Vins Desantesos

Vins Desantesos es una pequeña cooperativa que nació en el pueblo de Vinebre, en la Ribera d’Ebre, de la mano de la enóloga Ariadna Servelló. Con 25 años, decidió elaborar sus propios vinos recuperando unos viñedos viejos de su pueblo natal, así como la forma y filosofía de elaboración de sus antepasados. Abel Heredia, agricultor y ganadero, se sumó a la iniciativa en la que el rebaño es una pieza clave para las técnicas biodinámicas.

El equipo lo completan Marc Cubells, mecánico de formación, y Montse Caballé, graduada en Turismo, que con su visión aportan organización en el proyecto y la comercialización de los vinos. Al tratarse de un proyecto tan joven, sus esfuerzos han sido dedicados especialmente a afianzar el proyecto de elaboración de sus productos. Sin embargo, ya están trabajando en experiencias ecoturísticas, siempre enmarcadas en su filosofía de sostenibilidad y de trabajar en armonía con la naturaleza.

Liderazgo joven con agricultura alternativa

Desde su cuidada forma alternativa de agricultura, basada en las antiguas técnicas de regeneración del entorno natural y guiada por las fases lunares, elaboran los vinos blancos típicos de la zona, los “brisats”, que vinifican con todos los componentes sólidos del grano. Lo Tracalet, un vino joven macabeo y xarel·lo, y Helicrysum, macabeo con crianza de un año, son dos ejemplos de sus vinos brisados.

En cuanto a tintos, cuentan con dos vinos crianza muy frescos y estructurados: Lo Buik, monovarietal de garnacha, y Lo Galatxo, elaborado con monastrell, una variedad de la que quedan muy pocas cepas en su zona. Los vinos de Vins Desantesos son el resultado de un trabajo hecho con toda el alma y desde el amor y el respeto al entorno natural de la Ribera d’Ebre.

Durante los últimos años han visto como muchos jóvenes de la zona se han animado a elaborar sus propios vinos. La mayoría, al empezar, elaboran en otras bodegas para reducir costes. Se nutren de las sinergias que existen entre los enólogos y enólogas de la zona para ayudarse unos a otros a afrontar problemáticas similares. De ese modo, tienen una visión amplia del sector y se genera un intercambio de inquietudes por la innovación y la calidad.

Avenc del Garraf

El proyecto del Celler Avenc del Garraf nació de la inquietud de dos farmacéuticos, Ramón Cerdà y Virgili Gabaldón, los cuales estudiaron Enología por gusto después de años de elaborar sus propios vinos en el garaje de casa. Maria, la hija de Ramón es también enóloga y hoy es la cara joven que lidera la bodega. Se basan en la creatividad sin límites inspirados por el paraje inigualable en el que se encuentran, entre las simas del Parque Natural del Garraf.

El producto más destacado de la bodega es el Avenc Ginesta, un xarel·lo 100% de uvas seleccionadas y vendimiadas a mano en el bonito pueblo de Olesa de Bonesvalls. Este vino es el que mejor representa el proyecto del Celler Avenc del Garraf y quieren seguir haciéndolo siempre. Sin embargo, el que los tiene enamorados es el Avenc Margalló, un vino muy expresivo de intenso aroma floral, 100% malvasía de Sitges.

El paisaje, pues, es una parte esencial del proyecto. No solo tiene un papel importante en el carácter de cada vino, también es el mayor incentivo para las actividades de enoturismo que ofrece la bodega. Les encanta abrir las puertas de su casa, es por eso por lo que ofrecen opciones para todos los gustos, hasta han ideado una actividad única que combina el deporte de aventura y el vino. En colaboración con la empresa URIAN Guies, organizan un descenso a un “Avenc del Garraf”(avenc significa sima en catalán), y ellos se encargan del vino.

Menos competencia y más apoyo mutuo

Desde su experiencia en el sector del vino, ven mucha diferencia en el modo de trabajar de los jóvenes. Consideran que no hay tanta competencia, sino que creen en apoyarse mutuamente y asociarse para crecer y hacer de los vinos de su zona un referente mundial. Se sienten a gusto trabajando en red, y destacan que hay muchas iniciativas en las cuales bodegas muy distintas, desde pequeñas a grandes y hasta internacionales, se juntan para hacer ferias, eventos, compartir maquinaria y costes de envío… Creen que son muchas las cosas que están cambiando el mundo del vino para mejor con la implicación de las generaciones más jóvenes.

Ver También
Blancos de Tobía, imagen Bodega Tobía | Wine & Grapes News

Celler Boldú Viticultors

La ilusión de una familia de viticultores de la comarca del Urgell, vinculados con el vino desde siempre, fue el motor que les impulsó a construir una bodega desde cero. El proyecto de Celler Boldú Viticultors empezó en 2015 con la intención de vinificar sus propias uvas de una manera ecológica y respetuosa con el medio. Marc Boldú tenía sólo 18 años cuando decidió estudiar Enología en Tarragona. Fue esta vinculación tan fuerte de crecer entre los viñedos lo que le había generado el amor por la tierra, pero durante sus estudios descubrió el apasionante mundo del vino y desde entonces que forma parte activa del mismo.

Recuperar la Garnacha blanca

Por supuesto, esta relación tan estrecha de la familia Boldú con su proyecto hace que sus vinos sean realmente especiales para ellos, además de todo el esfuerzo que dedican para conseguir una altísima calidad. Uno de sus productos más destacados es el Ventallola Blanco, variedad garnacha blanca. Esta uva es muy poco común en la zona y parte de una decisión que tomó la familia al construir la bodega, que optó por plantar una finca de garnacha blanca y así recuperar esta variedad que cultivaban sus abuelos y que se había perdido completamente en el Urgell. Esta decisión arriesgada valió la pena, y es que el resultado fue espectacular; las cepas de adaptaron perfectamente y produjeron una uva de muy alta calidad.

El Celler Boldú Viticultors también tiene sus puertas abiertas, y es que al equipo les encanta poder explicar todos los proyectos y pequeñas curiosidades de la bodega en persona a los visitantes y poder escuchar sus opiniones. Hoy en día, ofrecen dos visitas guiadas, una que consta de una visita a la bodega y los viñedos de su alrededor con una pequeña cata. La otra, más larga, aparte de enseñar la bodega, también muestra el viñedo más antiguo de la familia donde se puede disfrutar de la visita a una cabaña de piedra seca, típica de la zona y en un entorno único.

Más comunicación con el consumidor joven

El joven enólogo de la familia Boldú considera que la presencia de su generación en el mundo del vino es clave para el sector. Por un lado, considera que tienen más capacidad de comunicar sus proyectos en las redes sociales y de forma más personal, por lo que consiguen acercar el vino a nuevos consumidores de su edad. También aportan la vitalidad y la energía de crear nuevos vinos, y coincide con la visión de los otros entrevistados respecto a las ganas de colaborar con otros profesionales del sector. Sin embargo, cree que todavía hay camino a recorrer para fomentar las relaciones entre productores jóvenes que quieran aportar intercambios de opiniones y filosofías y ayudarse mutuamente para darse a conocer en el mundo entero.

El futuro del mundo del vino está en las manos de estos jóvenes enamorados del vino. Gracias a su gran creatividad y los valores de su generación, fundamentados en el trabajo colaborativo y el apoyo mutuo, les auguramos muchos éxitos. ¡Brindamos por el liderazgo joven en el vino!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.