Estás Leyendo
Los blancos de Tobía

Los blancos de Tobía

Blancos de Tobía, imagen Bodega Tobía | Wine & Grapes News

Blancos de Tobía, unos vinos que rebosan excelencia

Blancos de Tobia. La Rioja es una excelente tierra de vinos. Reconocida en todo el planeta, esta Denominación de Origen Calificada destaca por sus vinos tintos, pero, en sus blancos podemos encontrar verdaderas joyas. Hoy os hablamos de cuatro de ellas.

Vinos con auténtico ADN riojano

No es difícil el situarse en La Rioja, donde nace en 1994 el proyecto de vida de nuestro amigo Óscar Tobía. Inconformista declarado, desde sus inicios, Óscar ha buscado elaborar vinos con el ADN propio riojano, volcándose últimamente en la difícil tarea de crear vinos blancos que puedan estar a la altura de los grandes blancos de todo el mundo.

Un gran equipo

Esto se consigue con un gran equipo, capitaneado por el enólogo Óscar Tobia, pero sobre todo se consigue con lo que consideran sus valores en lo que se apoya el proyecto: dedicación, honestidad, creatividad y, la última, que es la que más me gusta, seducción. Porque sus blancos son seductores y solo hay que probarlos para darse cuenta de ello.

Además de las conocidas y tradicionales, viura, malvasía y garnacha blanca, Tobía ha querido plasmar en su gama de blancos la autenticidad de las dos variedades autóctonas y menos trabajadas, por el momento, como son la maturana blanca y el tempranillo blanco.

Tobía Cuvée

Vamos a empezar nombrando el Tobía Cuvée que es, a mi parecer, uno de los más especiales ya que han recuperado la antigua tradición de trabajar con diferentes añadas en un mismo vino y de diferentes variedades, autóctonas y foráneas, como son la sauvignon blanc, tempranillo blanco, chardonnay, viura, maturana y garnacha. Paso por barrica durante tres mesas y trabajo de battonage que se ve reflejado sobre todo en el volumen en boca y en la complejidad.

Tobía Selección de Autor

Continuamos con el Tobía Selección de Autor, donde Óscar ha querido buscar la máxima expresión de la chardonnay y el tempranillo blanco. Con un paso de siete meses en barrica de roble francés para el chardonnay y roble americano para el tempranillo. Esto es muy riojano. Un vino elegante de esos que ganan con el tiempo.

Ver También
Pasión de Bobal Rosado, Imagen botella | Wine & Grapes News

Alma Tobía

En el Alma Tobía, la variedad maturana blanca comparte protagonismo a partes iguales con la chardonnay y la sauvignon blanc. Todo con una fórmula de tercios en barricas nobles de grano fino durante trece meses y que son ensambladas al final de la crianza, en una limitada producción.

Óscar Tobía Reserva Blanco

Termino nombrando el Óscar Tobía Reserva Blanco, que es el que más me ha gustado. Le veo más proyección. Es el que tiene, bajo mi criterio, más alma. Se elabora con tempranillo blanco, viura, maturana y malvasía. Una selección de viñedos que maceran y fermentan, inicialmente en depósito, para pasar a la fermentación alcohólica en barrica y posterior crianza durante 20 meses. A esto, debemos añadir otros 16 meses, mínimo, de botella para terminar de redondear un delicado y distinguido vino blanco riojano. Tiene un brillo dorado delicioso. La gama aromática es amplísima y combina las frutas blancas, con las cítricas y la sutil aportación de la madera con tostados y avainillados. En boca es amplio y su acidez te habla de su longevidad. Es crema pura en boca y tiene un final muy persistente.

Para conocer. Para disfrutar. Os animamos a probar los blancos de Tobía, sin duda alguna.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.