Estás Leyendo
Maridaje de San Valentín

Maridaje de San Valentín

maridaje-de-San-Valentín-1

Te recomendamos un maridaje de San Valentín para acompañar tu comida preferida, junto a la persona que quieres

Antes de hablar de nuestra propuesta de maridaje de San Valentín, queremos contarte su origen. El tema viene de muy atrás, cuando en el siglo III en Roma un sacerdote llamado Valentín fue sentenciado a muerte por el emperador Claudio II. La causa de tan cruel pena era que el clérigo celebraba matrimonios entre jóvenes enamorados. Hasta ahí todo normal, pero el emperador pensaba que los jóvenes solteros y sin familia eran mejores soldados, ya que no estaban atados a nada y nadie, por lo que de casarse… nada. Así que se cargó al que causaba tanto mal entre las filas de su ejército. La ejecución fue un 14 de febrero del año 270. Desde entonces y tras ser canonizado, se convirtió en el patrón de los enamorados y todos tenemos en mente a un angelito gordito en mente enviado por el santo a lanzarnos flechas.

Pero la parte de la celebración y la compra y entrega de regalos vino desde Estados Unidos mucho más tarde. Concretamente desde 1840 aproximadamente, cuando una americana, Esther Howland, empezó a vender tarjetas de felicitación con motivos románticos y dibujos de jóvenes enamoradísimos. Esto lo complico todo y, hoy en día, San Valentín es una jornada de consumo, con el permiso de su santidad el Black Friday.

En la mitad de los restaurantes, que aun quedan abiertos, el Menú de San Valentín es el protagonista, aunque, hay muchos que prefieren la intimidad de casa, por si se complica la cosa. Por ello os dejo algunas ideas de maridaje de San Valentín para triunfar si o sí.

Chimenea, que aun hace frío, musiquita suave, luz tenue de unas velitas, quizás un poco de incienso y en la mesa puedes preparar el siguiente menú.

Un buen champagne rosé con unas ostras siempre es un buen comienzo para empezar el maridaje de San Valentín. La salinidad y el toque yodado contrastará con la acidez y las burbujas de este vino francés. 

Seguimos con una cucharadita de caviar, que un día es un día, y un vaso helado de vodka para seguir con el maridaje de San Valentín. Es uno de los mayores placeres para compartir con tu pareja. En la mesa, digo.

Sigamos con unos crustáceos a la plancha. ¿Qué te parece acompañarlos con un delicioso albariño con crianza? Es una autentica delicia el sabor de la gamba o el bogavante con la frescura y acidez de esta variedad.

Ver También
Hoy cenamos mexicano, platillos mexicanos | Wine & Grapes News

Esto se complica. Me parece que el pescado y la carne, nos lo saltamos. Un coulant de chocolate con un pedro ximenez dulce pasificado muy viejo y a partir de ahí…

Feliz San Valentín.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.