Estás Leyendo
Navidades diferentes, ¡atrévete!

Navidades diferentes, ¡atrévete!

navidades-diferentes-pero-sin-perder-la-tradicion-wine-grapes-news

Navidades diferentes para amantes del vino

Navidades diferentes: ¿Cuántas veces te has planteado? “Quizás este año podríamos hacer algo diferente”. Pues, este podría ser el año. Hemos elegido unos lugares con encanto, en los que podemos celebrar estas tradicionales fiestas. Pero que, además, ofrecen muchas más posibilidades. ¡Seguro que alguna se acomoda a tus gustos!

Ribeira Sacra

Muy cerca de Lugo, dentro del bosque de A Fervenza, se encuentra el Hotel Fervenza Casa Grande & Restaurante. Este antiguo caserío gallego, fue rehabilitado respetando su esencia, que fue morada de molinero. Aún conserva el reflejo de un modo de vida ancestral, recordando a la Galicia más profunda, que se mantuvo intacta hasta la segunda mitad del siglo pasado. Además de la estancia en un hotel con gran encanto, se encuentra un restaurante, con vistas directas a este bosque autóctono de las riberas del Miño. En un precioso paraje fluvial, con una isla, se puede disfrutar también del salto de A Fervenza. Pero, si además de toda esta maravilla, podemos visitar las adegas de esta denominación de origen y disfrutar de sus magníficos vinos, ¡no podremos pedir nada más para disfrutar unas Navidades diferentes! Estas son algunas bodegas a visitar: Bodega Algueira, Bodega Guimaro y Adega Ponte de Boga.

Rioja

Bueno, aquí nos encontramos con la denominación de origen más grande de España, con lo que, decidir una zona es más complicado. Así que tomamos un par de ejemplos, pero ¡hay muchas opciones más! En la Rioja Alavesa, entre sus pintorescas villas y viñedos infinitos, encontramos el Hotel Eguren Ugarte. Aquí, el tiempo parece detenerse, ya que se respira una paz y un bienestar que se transmite inmediatamente al viajero que llega. Al pie de la Sierra de Cantabria, no solo se podrán degustar magníficos vinos de la zona vitivinícola española más conocida, sino que, se podrá dormir en el interior de una auténtica bodega, entre barricas y viñedos. ¡Una experiencia inolvidable! Pero, ahora, vamos a por otra opción: si queremos vivir unas Navidades diferentes y, disfrutar al mismo tiempo de nuestro amor a los vinos, en Finca de los Arandinos, podemos gozar, en un mismo espacio, de una visita a la bodega con cata incluida, pasear por hermosos viñedos, después nos relajamos en su magnífico Spa y, de allí ¡preparados para disfrutar de una deliciosa cena de Nochebuena en su precioso restaurante!

Ribera del Duero

Pero, seguimos recorriendo y nos vamos a Aranda del Duero. Y, hemos escogido el Hotel Kinedomus Bienestar. ¿Por qué esta elección? Pues, os lo explicamos: algunas veces la celebración de estas fiestas, que sí, que son entrañables, pero también pueden ser algo “agobiantes”. Por eso, si queremos, podemos pasar unas Navidades diferentes. Así que, si nos apetece, podemos renovarnos con unos estupendos tratamientos relajantes (¡hay de muchos tipos!); realizar paseos en bicicleta por hermosos viñedos; largos paseos a pie o a caballo, este es un sitio ideal. Además, el interior de este pequeño y acogedor hotel, ¡te hace sentirte auténticamente como dentro de una bodega!. Y el exterior es de una serena belleza, ayuda a descansar el alma. ¡Pero ojo! No nos descuidemos de nuestro motivo motor: así que, renovados y con el mejor ánimo, ¡nos vamos directos a hacer la Ruta del Vino Ribera del Duero! Os adjuntamos el enlace para que la podáis planificar vosotros mismos y, ¡a disfrutar! Destacamos estas tres:  Bodegas Portia, Bodegas PradoRey, y Bodega Histórica Don Carlos.

Ver También
Vino y setas, copas de vino blanco | Wine & Grapes News

Penedès

Ya vamos acabando nuestra ruta de opciones para unas Navidades diferentes. Y lo hacemos en la región del cava por excelencia: el Penedès. Y para ello nos parece que, una muy buena idea, es escoger el Cava & Hotel Mastinell, en Vilafranca del Penedès. Su privilegiada ubicación es un atractivo más, ya que la distancia a la metrópoli Barcelona es tan solo de 45 minutos, pero si preferimos acercarnos a una población costera, con un gran atractivo, también tenemos Sitges a 20 minutitos. Lo primero que nos sorprende es su forma: ¡el edificio recuerda un parque de barricas en reposo! Además, las propuestas que nos ofrece son infinitas: Obviamente podremos realizar catas de vinos y cavas, visita guiada por la bodega y talleres de maridaje. Hasta aquí todo “normal”. Pero también nos podemos bañar en cava o vino, acabando la sesión con un relajante masaje; hacer un recorrido en Segway para ver las viñas desde otra “óptica”, aunque también podemos elegir hacerlo a caballo, en bici o ¡incluso en globo! Bueno, ahora toca reponer fuerzas, y lo haremos en el Espacio Gastronómico En Rima. Es un lugar muy luminoso donde, además de disfrutar de una gastronomía elaborada con productos de proximidad, podremos ver como los están cocinando, ya que el comedor forma parte de la cocina en sí.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.