Estás Leyendo
San Valentín mejor con vino ¿no?

San Valentín mejor con vino ¿no?

san-valentin-es-una-celebracion-compartida-en-muchos-lugares

San Valentín, 14 de febrero, se celebra en todo el planeta desde hace muchos años

San Valentín, Saint Valentine’s day: El día de los enamorados, el Día del amor y la amistad. Si hay un día que podamos representar con un corazón de color rojo, ese es el 14 de febrero, san Valentín. Se celebra en muchos países del mundo, desde Alemania, Italia, España, pasando por América del norte y en la mayor parte de la del sur.

Según se cuenta, esta celebración tiene su origen en la Roma del siglo III. Era la época el emperador Claudio II, y estaban prohibidos los matrimonios, ya que creían que un soldado soltero era mucho mejor para el ejército, que uno casado. Pero, por lo visto, un obispo llamado Valentín, seguía en secreto, celebrando matrimonios a pesar de la normativa en contra. Más, cuando esto llegó a oídos del emperador, este mandó decapitarlo. Todo esto sucedió el 14 de febrero del año 269 d.C. Así que, a partir de entonces, se dio en llamar a ese día, el día de los enamorados y el día de san Valentín.

Actualmente, la celebración va ligada con comprar regalos, por eso hay personas que no lo celebran ya que consideran que el consumo es el único motivo que mueve a esta celebración. Y la responsable de que ahora lo vivamos así, parece ser que fue la norteamericana Esther A. Howland, que, a mediados de la década de 1840, empezó a vender tarjetas con motivos románticos para regalar en ese día. Estas tarjetas se vendían en la librería que tenía su padre en Worcester, Massachusetts y tuvieron mucho éxito. ¿A que no sorprende que fuera en Estados Unidos donde nació la idea? ¡Son los reyes del marketing!

Regalar

Los regalos más recurrentes hoy en día, son los bombones (muchas veces en cajas con forma de corazón) y las rosas rojas. Aunque, hay quien se lo «curra» un poco más y busca una experiencia especial, ya sea gastronómica o un fin de semana con encanto. Para eso, es perfecto un hotelito pequeño; por ejemplo: que tenga spa y aprovechar los masajes o baños especiales en pareja; que esté situado en un enclave natural especial…

Ver También
Y se hizo la luz, botella del brandy Torres Alta Luz y vaso | Wine & Grapes News

 En fin, las posibilidades son infinitas pero todas ellas tienen (pueden tener) un denominador común: ese momento íntimo de compartir una copa de vino con tu pareja, que no necesita traducción, ya que tiene su propio lenguaje y este, es universal. Como cada uno es libre de tomar sus decisiones, allá cada quien con sus gustos y deseos. Nosotros pensamos que, el día de san Valentín, bien vale la pena destapar esa botella de vino que nos gusta especialmente. Pero también creemos que, cualquier otro día lo podemos hacer, ¡Porque la vida está llena de pequeños e importantes momentos!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.