Estás Leyendo
Schloss Johannisberg, quizás, la bodega más antigua del mundo

Schloss Johannisberg, quizás, la bodega más antigua del mundo

Schloss Johannisberg es, una de las bodegas más antiguas del mundo

Schloss Johannisberg, en la región de Rheingau, es la cuna del vino Riesling

En Schloss Johannisberg se elabora vino desde el año 817, al menos está documentado que, en esa fecha ya había viñedos, por tanto, una bodega. Esta se encuentra en la población de Geisenheim, cerca de Weisbaden y Maguncia. En el 1100, unos monjes benedictinos fundan un monasterio con el nombre de Bichofsberg, que 20 años más tarde tomará el nombre de Johannisberg, en honor a San Juan.

Ya en el 1716, el príncipe abad de Fulda, propietario de la bodega, impulsó la elaboración de vino tipo Spätiese, (vinos tardíos). O sea, vinos que se hacen con uvas que se dejan madurar en la vid hasta que empieza el proceso de deshidratación, con lo que se incrementa la concentración de azúcar. Estos vinos tienen una baja graduación alcohólica y una larga duración en el tiempo. Es en 1775, cuando muchos de los productores de la región deciden seguir, de manera deliberada, el método de uvas botrytizadas.

Schloss Johannisberg, debido a su dilatada historia, pasa por muchas manos y visicitudes. En el 1942 sufre bombardeos y, finalmente un gran incendio. Pero, después de tantos sucesos, llega a manos de la Princesa Tatiana y su esposo, el Principe de Metternich. En el año 1965, estos, lo restauran completamente, devolviéndole por completo su antiguo esplendor.

Dentro de la bodega se encuentra la Bibliotheca subterránea, una sala considerada como un tesoro del palacio, ya que conserva botellas desde el año 1748. Como curiosidad, el poeta, novelista y dramaturgo alemán, Johann Wolfgang von Goethe, pasaba temporadas allí en busca de paz e inspiración. También a destacar que en el 1788 recibió la visita de Thomas Jefferson, presidente de los Estados Unidos de 1801 a 1809.

Ver También
los-cursos-online-sobre-vino-o-como-distraernos-mientras-nos-ilustramos

Riesling

La variedad Riesling: Esta uva es afrutada y floral, con una gran fuerza aromática. Como la climatología de su entorno es fresca, consigue trazas de fruta verde algo cítrica, lo que da a los vinos una característica propia, que los hace muy apreciados tanto en Alemania como en el resto del mundo.

Actualmente, la bodega Schloss Johannisberg sigue emplazada en el mismo lugar del antiguo monasterio, aunque en edificios anejos. Es aquí, en este lugar con una historia tan larga y antigua, donde el vino Riesling tiene su auténtica cuna. En la bodega, existe una gran consciencia de conservar el legado de ese pasado, pero combinándolo con el futuro, y ello se refleja en la gran calidad de los vinos que se elaboran allí. Sus marcas son: Gelblack; Rotlack; Grünlack Spätlese; Silberlack; Gewächs; Rosalack Ausles; Rosa-Goldlack Beerenauslese; Goldlack Trockenbeerenauslese y Blaulack. En la primavera, la bodega realiza un mercado en el que se pueden probar, la amplia gama de vinos, de todas estas marcas. Los visitantes podrán degustarlos acompañándose de las típicas salchichas y patatas de la cocina alemana. ¡Un buen momento para visitar la bodega más antigua del mundo!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.