Estás Leyendo
Una guía básica de maridaje para principiantes

Una guía básica de maridaje para principiantes

Una guía básica de maridaje muy útil para novatos| Wine&Grapes News

Una guía básica de maridaje para vino y comida cuando no tienes mucha experiencia

Una guía básica de maridaje para principiantes es imprescindible para todos aquellos aficionados al vino que quieran llevar un poco más allá su experiencia gastronómica. En Wine & Grapes te damos toda la información necesaria para empezar a adentrarte en este mundo, donde gastronomía y vino se unen. El maridaje, como su nombre indica, es el proceso de “casar” la comida con el vino con la intención de mejorar la experiencia al consumirlo, por el contraste de sabores, de texturas, etc. La intención de este proceso es encontrar combinaciones deliciosas y sorprendentes, las cuales son prácticamente infinitas.

Fuente: Fran Hogan

El proceso del maridaje es complejo, no te vamos a engañar. ¡Uno no se convierte en sumiller de la noche a la mañana! Hay que tener en cuenta que el maridaje no es una ciencia y que los gustos personales tienen mucho que ver, así que, hay que dejarse guiar también por el propio paladar. Sin embargo, hay una serie de reglas básicas y fáciles que te pueden ayudar a empezar a hacer tus primeros maridajes, a probar las combinaciones que a ti te gusten. En Wine & Grapes, te las contamos.

Identificar los tipos de sabores

La ciencia ha descubierto que hay hasta 20 tipos de sabores que podemos encontrar en la comida. ¿Te suenan el sabor umami o el eléctrico? Afortunadamente, para hacer un maridaje simplemente tienes que centrarte en los 6 más conocidos: salado, ácido, dulce, amargo, graso y picante. El vino tinto promedio, tiene una gran parte sabor amargo, con una parte más pequeña de ácido y un toque de dulce. El blanco, en cambio, tiene prominencia de ácido, con una pequeña parte de dulce y muy poco amargor. El vino rosado es básicamente dulce pero también ácido en buena parte, con un toque sutil de amargor.

Fuente: Samuel Branch

Para casar la comida con un tipo de vino, es importante identificar también los sabores principales del plato. Céntrate en los básicos y dominantes, ya que hay platos muy complejos con una gran variedad de sabores. Un ejemplo sería una ensalada, que puede ser ácida y amarga, o una pizza, que puede ser grasa y salada. También es importante tener en cuenta la intensidad de los sabores, tanto de la comida como del vino, ya que una diferencia muy grande en este sentido no suele ser recomendable.

Tipos de maridaje

Hay dos conceptos muy importantes en el proceso de maridaje: el maridaje congruente y el maridaje contrastante. El congruente busca crear un equilibrio entre los contrastes de los sabores y olores, es decir, tienen muchos componentes en común. Por ejemplo, podríamos emparejar un postre con un vino dulce. En cambio, el contrastante busca el equilibrio mediante la amplificación de los componentes de sabor, como por ejemplo maridando vino blanco con un plato más bien salado.

Lo importante, sin embargo, es ponerse en modo creativo. Cualquier tipo de maridaje puede estar bien si el resultado de la unión entre comida y vino te aporta una experiencia nueva y agradable. Para más éxito, recuerda tener en cuenta los tipos de sabores implicados y su intensidad y, combinarlos para que contrasten o para que se complementen.

Ver También
las-mejores-apps-sobre-vino-toda-la-informacion-en-un-clic-wine-grapes

Fuente: Valentina Perez

Algunos tips finales

Si la información que te hemos dado hasta ahora, en esta guía de maridaje, te parece un poco técnica, no te preocupes. A continuación, te damos unos cuantos consejos prácticos y concretos que te servirán para empezar a explorar:

  • El vino debería ser más ácido o, más dulce que la comida.
  • El vino debería tener la misma intensidad de sabor que la comida.
  • El mejor maridaje para el vino tinto es la carne de sabor intenso.
  • El vino blanco casa mejor con carne poco intensa y con pescado.
  • Los vinos amargos encuentran buen equilibrio con la comida grasa.
  • Es mejor maridar el vino con la salsa que con la carne.
  • El vino blanco, el rosado y el espumoso, suelen tender más a crear maridajes contrastantes.
  • El vino tinto suele crear más a menudo maridajes congruentes.

Con una guía básica de maridaje como esta, ya tienes todo lo que necesitas para meterte en la cocina y empezar a probar las combinaciones que más se ajusten a tu gusto y paladar. ¡Cuéntanos el resultado en redes sociales!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.