Estás Leyendo
Vamos a tomar un aperitivo

Vamos a tomar un aperitivo

vamos-a-tomar-un-aperitivo-con-vino-wine-grapes-news

¿Vamos a tomar un aperitivo? ¿Por qué no lo hacemos con vino?

Vamos a tomar un aperitivo, pero esta vez lo haremos con vino. Cuando pensamos en elegir un vino para tomar como aperitivo, lo primero que nos viene a la cabeza es elegir un vino blanco. Digamos que es lo más habitual y ¿por qué?  Pues porque es una apuesta segura, ya que los blancos en general tienen una muy buena relación con productos marinos, aunque también pueden ser ideales para la carne o la pasta. Pero esto no quiere decir, en absoluto, que los tintos no puedan tomarse de aperitivo, ¡ya que algunos de ellos son ideales para ello! ¡Y tampoco nos tenemos que descuidar de los rosados!

Como vemos, el abanico de posibilidades si, vamos a tomar un aperitivo, es muy amplio. Así que os aconsejamos que seáis atrevidos, que experimentéis por vosotros mismos, seguro que no os arrepentiréis. Pero como queremos echaros una mano, os vamos a proponer unos ejemplos que os sirvan como guía. Seguro que en poco tiempo conseguiréis haceros unos expertos.

Blancos: apuesta a caballo ganador

Los finos, con su sabor levemente salino y algo amargo, tienen una gran capacidad para estimular las papilas gustativas, por lo que, son vinos muy adecuados si vamos a tomar un aperitivo, ya que ayuda a predisponer el paladar para el disfrute de la comida posterior. Por eso, si tomamos jamón ibérico, anchoas o un buen queso curado, resultará una unión perfecta. Pero no podemos descuidarnos de los vinos blancos de Rueda, ya que estos son ideales con pescado, pero con quesos cremosos y tiernos resultan espectaculares.

Rosados: elegancia y buen gusto

Los rosados se han de tomar muy fríos, con lo que, en verano resultan fantásticos para iniciar una comida. Dependiendo del origen del vino rosado que hayamos elegido, decidiremos con que lo acompañaremos. Por ejemplo, un rosado de Navarra de variedad Garnacha, con su natural elegancia y punto de acidez, resultará un compañero perfecto para unos pimientos navarros rellenos con queso. Si nos decidimos por un rosado de Ribera del Duero, disfrutaremos mucho tomando una tapa de chuletillas de lechal fritas. Y finalmente, si nos apetece comer unas gambas de Huelva, nada mejor que un rosado de Cigales, la DO por excelencia en vinos de este tipo.

Ver También
el-menade-sauvignon-dulce-ecologico-2019-wine-grapes-news
Menade Sauvignon D.O. Rueda

Tintos: riesgo, pero menos

La gran versatilidad de los vinos tintos, ofrece infinitas combinaciones para tomar con aperitivos, solo es cuestión de encontrar la que más nos guste. Así, con un buen jamón, podemos tomar un tinto con crianza con variedad Cabernet Sauvignon, ya que los aromas ahumados y tostados de estos vinos van muy bien con la grasa del jamón. ¿Y para el chorizo? Pues para este alimento, con su sabor ligeramente picante y gustoso, le irá bien un vino frutal elaborado con Syrah. Finalmente, los quesos. Contrariamente a la creencia popular, los tintos no se han de tomar con quesos curados, ya que los taninos no dejan apreciar su sabor. En cambio, si tomamos un vino tinto reserva con quesos de cabra y oveja, azules, ahumados y fermentados, ¡ lo disfrutaremos al máximo!

Por todo lo que hemos visto, si vamos a tomar un aperitivo, tenemos mucho donde escoger, una infinidad de posibilidades. Así que, aprovechemos y, ¡a disfrutar!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2020 Wine & Grapes News. All Rights Reserved.