Estás Leyendo
Viña y nieve, un buen tándem

Viña y nieve, un buen tándem

Viña y nieve, más beneficios que otra cosa | Wine & Grapes News

Viña y nieve, una sociedad que puede ser muy beneficiosa

Viña y nieve: Son infinidad las imágenes que hemos visto de los viñedos nevados. Una explosión de belleza para la vista. Pero, según la opinión de los viticultores de todas las zonas de España afectadas por los últimos temporales, será un gran beneficio para la viña. Pero, según la opinión de los viticultores, la nieve en este momento del año aporta muchos beneficios a la vid.

Son varias las ventajas de una nevada en esta época del año: El agua acumulada en la tierra fortalecerá las cepas; limpiará las raíces; mantendrá la humedad en el subsuelo y, por lo tanto, la temperatura baja, y eso propiciará un florecimiento más tardío, al que no le afectaría una helada de primavera. Como se ve, son muchas las ventajas de la nieve en invierno. Vamos a desglosarlo un poco más.

Fortalecimiento de las cepas

Las bajas temperaturas producidas por la nieve abundante, evitarán, de forma natural, las plagas que atacan a la viña. Como ya comentamos en el artículo sobre la poda, la cepa en invierno entra en reposo. Pero eso no quiere decir que es inmune a las plagas, por eso, el frío es una protección más que evita las posibles enfermedades.

Raíces limpias

La limpieza de las raíces las vuelve sanas y fuertes, lo que repercute también en la salud de la parte exterior de la planta. Ello contribuirá a que crezca sana, disfrutando de todos los nutrientes que le hacen falta, creando un ambiente muy propicio para conseguir también un fruto sano.

Humedad en la tierra

Cuando el grueso de la nevada es grande, las bajas temperaturas harán que la nieve se vaya deshaciendo muy lentamente, algo que es muy bueno para la tierra. Las gotas van penetrando en el subsuelo de forma suave, con lo que la tierra va hidratándose de forma muy paulatina, dando a la planta la humedad que necesita en todo momento.

Ver También
La vendimia 2020 será diferente de la de otros años | Wine & Grapes

Brotación tardía

El frío durante un tiempo prolongado, hará que todo el proceso de la planta vaya más lento, por eso también la floración será más tarde. Eso es importante, ya que una floración temprana puede tener sufrir una helada en primavera, justo en un momento en que es más frágil.

La mayoría de los viticultores han recibido la nieve con los brazos abiertos. Pero sobre todo los que, en la cosecha pasada, padecieron con las plagas, como en algunas denominaciones de origen catalanas. Un ejemplo es la Terra Alta, donde esperan tener un mejor año ya que cuentan que el frío erradicará las plagas que tuvieron en 2020. Pero, tanto en La Rioja, como en Ribera del Duero, en la zona de Jerez o en la de las Rias Baixas, la idea general es que la viña y la nieve, hacen buena pareja. ¡Vamos a creer a los expertos!

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.