Estás Leyendo
Vino bajo dominación musulmana

Vino bajo dominación musulmana

Vino bajo dominación musulmana que pervive a pesar de la prohibición

El vino bajo la dominación musulmana y la celebración en su literatura

Vino bajo dominación musulmana: Decíamos en el anterior artículo , que la caída del Imperio Romano de Occidente en el siglo V de nuestra era, comportó también una caída de las costumbres en esa sociedad. El vino, que habíamos visto que había formado una parte importante de la vida social de las sociedades romanizadas, entró en un período de retroceso. Pero desde luego no desapareció.

Tras las invasiones de los llamados pueblos bárbaros, en la península Ibérica se abriría una larga época de dominación de la cultura de origen árabe, que como es conocido, impuso severas restricciones en el consumo del alcohol. No obstante, incluso en esa órbita hallamos pervivencias del consumo del vino y su celebración en la poderosa literatura que surgió en el dominio de la religión mahometana. Así, en el Al-Ándalus o en zonas remotas como el actual Irán, se siguió tolerando el consumo del vino.

El vino y los poetas andalusís

La influencia del vino la podemos rastrear entre los poetas andalusís, cuyo legado cultural aún hoy nos conmueve por la proximidad de su mensaje. Así, éste del poeta Al-Mu’tamid, el último rey de la taifa de Sevilla, en el siglo XI:

Alégrate el alma, porque los enfermos se curan,

la vida es muy corta, ¡empléala bien!

Decir: ¡Qué larga es la vida!,

ni con mil años cumplidos,

con tanta música de laúd y tanto vino,

¿vas a dejar la tristeza te busque la muerte?

La raíz del vino

O este otro bellísimo ejemplo de Ibn-Quzman, poeta de Córdoba, a caballo entre los siglos XI y XII, en que se ensalza la misma raíz del vino, la vid:

Cuando muera, mi modo de enterramiento

sea yacer bajo las cepas en viña:

Pámpanos juntadme, de mortaja, encima,

y a la cabeza un turbante de sarmientos.

Fuente: Tetiana Shyshkina

Canto a la vida

Un ejemplo prodigioso de canto a la vida, y en este caso más bien licenciosa, lo encontramos en estos versos de Ibn-Yudi, caballero del reino de Granada de finales del siglo IX:

No hay nada más agradable que beber del cuello de una botella

y dejar la copa de la ronda sobre la bandeja;

 y la unión con la amada después del reproche;

y enviar recados con la mirada.

Ver También
La Celestina y el vino, corazón | Wine & Grapes News

He corrido como un corcel en carrera libre

hacia el amor y los cambios de la suerte

 no han cortado mi libre carrera.

 No me he plegado ante la llamada de la muerte en la batalla,

cómo me he plegado al yugo del amor sobre mi cuello.

Al parecer, no plegarse ante los peligros de la vida galante le llevó a la muerte, de manos de un marido burlado, aunque otros han hallado causas políticas en su asesinato, ya que era autor de un poema contra el emir de Córdoba. Pero no fue sólo víctima en estas disputas, ya que él mismo había hecho asesinar a otro poeta del bando rival muladí.  

En un sentido muy distinto, encontramos ejemplos del tratamiento medicinal del vino, como el que recoge Henri Pérès en su libro “Esplendor de Al-Ándalus”, donde nos cuenta de Abu Amir Ibn al-Faray, poeta de Jaén del siglo X, que cuidaba de su hijo enfermo del hígado dándole vino añejo, o recomendaba el uso del vino blanco para asegurarse de engendrar varones.

El remoto y oscuro Medioevo

Si la floreciente cultura arábiga dejó ejemplos deslumbrantes, no sólo en literatura sino en todas las artes y en las ciencias, en los territorios de la actual Europa occidental que quedaron libres de la dominación musulmana, que se detuvo justo en los Pirineos tras la histórica batalla de Poitiers (732 dC), se habla de un período de oscuridad y convulsión, pasto de leyendas y mitos poco documentados. Sin embargo, sabemos suficiente para asegurar que el cultivo de la viña y la producción, y por tanto consumo, del vino, se mantiene. Y por supuesto también la literatura, que igualmente refleja en lo que nos ha llegado hasta nuestros días esa influencia del vino. Si bien la literatura se recluye en el vehículo meramente oral, se recogerá ya en los siglos posteriores, en la conocida como Alta Edad Media.

Pero este será tema para un siguiente artículo en que ya dejaremos atrás el aroma del vino entre la cultura que impuso la dominación musulmana.

Ver Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.